Diciembre puede ser un mes abrumador, pero no tienes por qué renunciar a tus objetivos de salud: sí, estás ocupado y sí, hace frío fuera, pero eso son sólo excusas. Sea el mes que sea, siempre hay excusas. Con un poco de esfuerzo, es totalmente posible cumplir tus objetivos de salud durante las fiestas sin volverte loco.

Hoy voy a compartir algunos de mis consejos favoritos para mantenerse sano (y cuerda) durante la temporada de vacaciones … y no te preocupes que no voy a decirte que comer una comida saludable antes de ir a una fiesta. Claro, ese es un buen consejo si vas a una fiesta nocturna pero si es una cena, ese es un consejo horrible porque si eres como yo, comerías la comida antes de ir y luego verías la comida en la fiesta y comerías más.<— i’m sure i’m not the only one that would do this.>

En fin, aquí van mis 10 mejores consejos saludables para las vacaciones.

1. Adopte un enfoque moderado: siga una alimentación sana el 80-90% del tiempo y déjese un poco de margen para disfrutar de sus cosas favoritas sin estresarse por ello.<— this is how i live every day of my life, not just the holiday season!>

2. No te prives: si te saltas todos tus caprichos navideños favoritos, es más probable que te des un atracón más tarde o que estés de mal humor. Tómate una taza de chocolate caliente mientras decoras el árbol y come un par de tus galletas favoritas. Un par de caprichos no van a echar por tierra todos tus progresos.

3. Mantén el estrés a raya – Esto es difícil cuando te sientes abrumado por la apretada agenda, las fiestas, las compras, etc. No dejes que seguir tu dieta y tu rutina de ejercicios te estrese aún más. Asegúrate de que duermes lo suficiente, escribe un diario, medita a diario (yo utilizo la aplicación Stop, Breathe & Think, ya desaparecida), practica más yoga o respira con atención.

4. Muévete más: durante las vacaciones estarás más ocupado, pero no dejes de lado la actividad física. Programe paseos en familia después de una comida copiosa, levántese temprano para hacer un DVD de ejercicios e incorpore más actividades de la vida diaria como la termogénesis sin ejercicio. ¿Necesita ir de compras en lugar de ir al gimnasio? No hay problema: considere el paseo por el centro comercial como su ejercicio cardiovascular de bajo impacto del día. Algunos buenos consejos: aparca lejos de las tiendas, sube por las escaleras en lugar de utilizar las escaleras mecánicas y lleva calzado cómodo para caminar a un ritmo más rápido.

5. Coma con normalidad: aunque tenga prevista una gran comida festiva por la noche, es conveniente desayunar y comer como lo haría en un día normal. Las comidas pueden ser un poco más pequeñas que las de todos los días, pero no se las salte. De este modo, no estarás hambriento cuando llegue la hora de la cena y es probable que elijas mejor.

6. No dejes que un mal día de comida te afecte – Digamos que te pasaste en una fiesta y comiste demasiados dulces azucarados, dátiles envueltos en bacon y un increíble martini de pan de jengibre. No tires la toalla. Deja atrás ese incidente e intenta elegir opciones más saludables en tu próxima comida.

7. Para las fiestas, ofrécete como anfitrión o lleva un plato saludable para compartir – Si eres el anfitrión de la fiesta, puedes estar seguro de que se servirán opciones saludables. Si vas a un potluck trae un plato saludable para compartir (como mi cazuela de boniatos, esta ensalada de col rizada o estas galletas de quinoa con jengibre). Por lo menos sabrás que algo del menú es sano 😉 Si todo lo demás falla, lleva contigo algún tentempié saludable, como palitos de zanahoria, una barrita nutricional o una mezcla casera de frutos secos. Esto es especialmente una buena idea si tienes restricciones dietéticas y no estás seguro de lo que te van a servir.

8. No pasa nada por decir que no – Recuerda que no siempre tienes que comerte todo lo que te ofrezcan. Que la abuela haya hecho una tarta de chocolate especial para ti no significa que tengas que repetir. Sé educado, pero firme cuando estés lleno o no quieras comer algo.

9. Hidrátate cuando bebas alcohol – Me gusta demasiado el vino como para decirte que te saltes el alcohol por completo 🙂 Pero si decides beber, elige opciones más ligeras como vodka con agua con gas, una cerveza ligera o vino. Y no olvides alternar tus bebidas alcohólicas con un vaso de agua. A mí me encanta el agua con gas, así que me encanta este Vodka espumoso de arándanos con lima.

10. Come, alégrate y diviértete, pero recuerda que las fiestas no son sólo comida. Aléjate de la mesa y disfruta de todas las demás cosas que ofrece la temporada: fe, familia, amistad, AMOR, reflexión, decoración, relajación, etc.

¿Tienes algún consejo saludable para las vacaciones? No dudes en compartirlos en la sección de comentarios.

Autor

¡Hola! Soy Mira una amante de los viajes extremos, ¡y de la comida picante! En mi página web encontrarás un montón de recetas de todo el mundo